3 grandes mentiras sobre el coche eléctrico que deberías olvidar

Vamos a jugar a romper tus esquemas...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Smart Fortwo Electric Drive

Es muy probable que, siguiendo los consejos de tu cuñado para comprar coche nuevo, hayas descartado totalmente la idea de hacerte con uno movido por energías alternativas. ¿Sigues recelando de las ventajas que podrían aportar a tu vida sopesando sus inconvenientes? Hoy te traigo las tres grandes mentiras sobre el coche eléctrico que deberías tener en cuenta antes de darle carpetazo al asunto. En serio. 

5 razones por las que los coches eléctricos son mejores que los de gasolina

Vale, es cierto que durante muchos años los coches eléctricos -aquí los mejores para comprar en 2017- no han sido precisamente una opción demasiado viable dadas las limitaciones con las que tenían que lidiar sus conductores a diario pero, afortunadamente, hace ya un tiempo que las cosas han empezado a cambiar. ¿Crees que todavía son una invención propia de un futuro incierto? Pues debes saber que Tesla ya ha abierto su primer concesionario y taller en España... con el segundo a punto de quedar inaugurado antes de que termine el año. Venga, que sé que he empezado a despertar tu curiosidad: aquí tienes tres grandes mentiras sobre el coche eléctrico. 

 

El coche eléctrico es feo y aburrido

Aunque durante demasiado tiempo este argumento era muy comprable, la realidad ahora mismo es bien distinta: ¿conoces los modelos de Tesla? ¿Y el Rimac Concept_One? Se trata del primer hiperdeportivo completamente eléctrico que, con una potencia total equivalente de 1.100 CV, puede alcanzar los 100 km/h desde parado en sólo 2,6 segundos con una velocidad punta de 355. Ah, sí: ¿recuerdas la brutal entrega de par que tienen este tipo de automóviles? Pues ahora anota la cifra que eroga el modelo croata: 1.600 Nm. 1.600. Mil seiscientos. Feo y aburrido. Sí. 

 

El coche eléctrico tiene poca autonomía

Nuevamente tengo que reconocer que, durante muchos años, este razonamiento ha sido incontestable. Hasta que ha llegado Tesla a resolver el problema de la autonomía. Gracias a las enormes baterías que equipan sus vehículos -y que pude poner a prueba cuando tuve el Model S 100D- recorrer grandes distancias a lomos de bestias del asfalto que no emiten ningún ruido y se desplazan de forma eficiente no es un sueño inalcanzable. ¿Crees que más de 500 kilómetros de autonomía son pocos? Existen en el mercado ahora mismo coches incapaces de alcanzarlos. Que presumen de eficiencia. 

 

El coche eléctrico es caro

Nissan Leaf (VI)

La última de las grandes mentiras sobre el coche eléctrico es, de nuevo, una sentencia que ha sido verdadera hasta hace muy poco. Y no me vengas con que los modelos de Elon Musk son caros, porque en realidad no lo son tanto teniendo en cuenta sus prestaciones y la competencia presente frente a ellos. Gracias a la economía de escala el coste de adquisición de un modelo alimentado por corriente eléctrica ha descendido a medida que su uso empieza a generalizarse, y ahora mismo puedes hacerte con un Nissan Leaf 2017 por sólo 31.805 euros. ¿Crees que es demasiado? Se trata de un compacto realmente razonable con 150 CV, casi 400 kilómetros de autonomía y un maletero respetable. Recapacita. Animal.

Lecturas recomendadas