Pasar al contenido principal

7 modelos cruciales en los 70 años de Porsche

Hay mucha vida más allá del 911...

Imagen de perfil de Alex Aguilar
Porsche Carrera GT

2017 fue un año muy especial para los italianos de Ferrari... y ahora le ha llegado el turno a sus colegas afincados en Stuttgart: el legado de Ferdinand ha alcanzado ya una edad interesante y por eso nos hemos puesto manos a la obra intentando recopilar los modelos más importantes de cada década de los 70 años de Porsche. Sí, todos ellos son auténticas joyas que cualquier petrolhead debería desear. Y no, no todos los modelos incluidos aquí pertenecen a la saga nueveonce. ¡Empezamos! 

 

70 años de Porsche: 356 No. 1 

Porsche 356 No.1

La Historia de la firma, creadora de auténticos cohetes como el Porsche 911 GT2 RS 2018 de esta prueba, comenzó hace ahora 70 años en el interior de una modesta serrería localizada en la ciudad austríaca de Gmünd, el lugar donde el estudio de diseño de la familia Porsche había sido desplazado tras finalizar la Segunda Guerra Mundial. Mientras que Ferdinand permanecía arrestado en Francia a consecuencia de su relación con el recientemente derribado régimen nazi, su hijo Ferry no perdería el tiempo: dentro de los muros de su nueva sede empezaría a trabajar en crear el primer deportivo de su marca... empleando la mejor plataforma del momento. El Volkswagen Escarabajo, sí. 

La versión definitiva de su primer prototipo vio la luz en 1948 y lucía una espectacular silueta roadster ideada por el gran Erwin Komenda -que años más tarde también sería el encargado de darle forma a la carrocería del 911-, con una línea similar a la del ‘coche del pueblo’ que, con el objetivo de ofrecer un tacto más deportivo, tenía una batalla 24 centímetros más corta. Suspensión, frenos, dirección y otros muchos elementos fueron compartidos con el Beetle y, aunque te parezca imposible, también lo era su motor. Aunque gracias al saber hacer de sus creadores el pequeño bóxer de cuatro cilindros entregaba ahora 40 CV. Lo cual era una auténtica proeza. 

Gracias a un peso de sólo 585 kg y a su aerodinámica silueta el motor de 1,1 litros era capaz de hacer rodar al conjunto a unos escalofriantes 135 km/h que, para la época, eran una auténtica revolución. La mejor prueba de su eficacia fue la victoria en una competición celebrada en Austria con Herbert Kaes a sus mandos, sólo un mes después de haber dado por concluida la construcción del coche. Y después llegó el 356. 

 

 

70 años de Porsche: 356 A Carrera

Los mejores Porsche de la Historia

Corría el año 1955, la mítica Panamericana acababa de ver apagada su llama debido a su peligrosidad y en Stuttgart creyeron adecuado rendirle un homenaje... creado la variante más prestacional de su 356 en su honor. El primer miembro de la saga Porsche Carrera fue presentado en el Salón de Frankfurt y bajo su capó trasero latía un corazón de 1,5 litros y 100 CV extraído del 550 Spyder. Como ya te habrás imaginado, era capaz de regalar unas sensaciones brutales a sus conductores... que sólo dos años después vieron colmadas sus aspiraciones más salvajes gracias a un incremento de 15 CV en el modelo GT. 

 

Porsche 356 A Carrera

 

¿Te parece poca cosa? En 1962 aterrizó en el mercado el modelo Carrera 2 sobre la base del 356 B... y trajo consigo 130 CV procedentes de un bloque que ahora contaba con dos litros de cilindrada. Con él era capaz de rodar a 200 km/h. En un vehículo de los 60. Diseñado por primera vez a finales de los 40. Si aplicáramos la misma tasa cambio que con la moneda, podríamos colegir que la velocidad equivalente hoy en día sería la del récord firmado por el Agera RS. Maldita sea. 

 

70 años de Porsche: 912... el primer modelo para el pueblo

Porsche 912

Sí, sé que ahora mismo estarás vociferando por no haber incluido entre los elegidos a la primera entrega del nueveonce... y te entiendo. Pero hablaremos de una de sus variantes más interesantes muy pronto y su ‘hermano pequeño’ es tan singular como él. Y cumplió una misión muy importante para la marca de coches alemana: democratizar las sensaciones de un deportivo. 

Con el objetivo de ofrecerle al público una opción algo más asequible que su nuevo modelo estrella presentado en 1963 bajo el apellido 901 -lee aquí la Historia del nombre del 911-, en Porsche decidieron crear un nuevo producto empleando prácticamente todos los elementos de su icono... con algunas diferencias. Como su tablero de relojes con sólo 3 esferas. O su motor, que en lugar de seis cilindros tendría que conformarse con cuatro, cubicar 1,6 litros y desarrollar sólo 90 CV, con los que podía rodar a casi 200 km/h. Así nacería en 1965 el 912, cuya vida comercial terminaría en 1969 -aunque en Estados Unidos se vendió de nuevo en 1975 hasta la llegada del 924 y tras la desaparición del 914- siendo un completo éxito: en cuatro años logró vender más de 30.000 unidades. Que superaron las cifras del unicornio de los deportivos. Sí. 

 

70 años de Porsche: 911 Carrera RS 2.7

Peter Schutz: el salvador del Porsche 911

Oh, sí: el nueveonce incluido en nuestro listado con los mejores modelos de los 70 años de Porsche es el Carrera RS 2.7... por razones obvias: la primera iteración del modelo -conocida como ‘Serie F’- estaba dando ya sus últimos coletazos y para darle al modelo la despedida que merecía en Stuttgart decidieron continuar el legado iniciado por el 356 Carrera creando uno de los mitos del automóvil más sobrecogedores de todos los tiempos. ¿Te gusta lo que ves? Es normal: se trataba de uno de los deportivos más salvajes de la época y, ya en 1973, era capaz de presumir de unas prestaciones de infarto con una punta de 244 km/h. 

 

Porsche 911 Carrera RS 2.7

 

La culpa de ello la tuvieron un bloque bóxer de seis cilindros y 2,7 litros que, gracias a una carrocería realmente ligera -920 kg en el modelo más deportivo y 1.075 en el conocido como ‘Touring’ con alguna concesión más al lujo-, podía exprimir todo su potencial siempre que el conductor o conductora tras sus mandos tuviera el arrojo suficiente. Es precioso. Y potente. Y exclusivo: se produjeron menos de 2.000 unidades en total y ahora mismo alcanzan un precio en el mercado de segunda mano -aquí sus mejores perlas- que roza peligrosamente el millón de euros. El millón. Sí. 

 

70 años de Porsche: 944

Aunque la saga transaxle fue inaugurada en 1975 con el 924 -uno de los Porsche que puedes comprar por menos de 20.000 euros-, fue el 944 el que supo conquistar a un mayor público... sobre todo en Estados Unidos: las restricciones anticontaminación dejaban muy mermada la potencia del pionero entre los deportivos de motor delantero de Stuttgart y la más abultada silueta de su descendiente enamoró a una masa ingente de yuppies que deseaba poder pasear por ahí a lomos de una creación de los alemanes. 

 

Porsche 944

 

El Porsche 944 llegó al mundo en 1982 empleando para su propulsión un bloque creado desde el principio por la marca -recuerda que el motor del 924 era de origen Audi- que, con 2,5 litros de cilindrada, era capaz de erogar 163 CV. Además de conseguir gracias a el unas prestaciones de lo más resultonas -con un 0-100 en 8,4 segundos y una punta de 220 km/h-, la instalación de unos árboles contrarrotantes sirvió para mitigar en gran medida las vibraciones producidas por el cuatro cilindros alemán... que se convirtió por ello en el motor más suave de la época. 

A lo largo de los años llegarían a la familia 944 distintas versiones con mejoras a nivel estético, práctico... y prestacional: en 1985 llegaría el modelo Turbo con 220 CV, en 1987 la variante S de 190, el Turbo S sólo un año después con 250 y el S2 con 211 en 1989. Para ese mismo año la variante más sencilla de la gama -conocida como 944- contaría con 165 CV y la bautizada como Turbo empezaría a ofrecer los mismos 250 CV del Turbo S, que desaparecería de los catálogos de Porsche para simplificar y reorganizar la oferta. 

 

70 años de Porsche: Boxster

Porsche Boxster

Los años 90 volvieron a ser duros para la firma alemana y por aquel entonces se volvió a hacer palpable que, para asegurar el futuro del negocio, la estrategia pasaba necesariamente por dejar de basar toda su ofensiva en su modelo más deportivo. ¿La respuesta? Se llamó Boxster, llegó en 1996, volvió a introducir el motor central en la gama de Porsche... y fue todo un éxito por ser, nuevamente, un fantástico automóvil a un precio relativamente asequible. 

Para darle movimiento al conjunto los germanos optaron por un bloque bóxer -el nombre del coche viene de unir las palabras ‘bóxer’ y ‘roadster’- de seis cilindros que, con 2,5 litros, era capaz de entregar 204 CV. Con ellos el ligero cohete descapotable era capaz de rodar a 204 km/h con una notable eficacia a la hora de negociar las curvas. A lo largo de su vida comercial -que terminó en 2004- la primera generación del actual 718 Boxster recibió varias actualizaciones a nivel mecánico que terminaron con nada menos que 228 CV en su variante más accesible... y 260 en la bautizada como ‘Boxster S’. Sí, guarda un gran parecido con el 996 de la época. Y es que ambos estuvieron diseñados por el grandérrimo Harm Lagaaij, padre del 924. Oh, sí. 

 

70 años de Porsche: Carrera GT

Aquí tienes cómo hacer donuts con un Carrera GT

De este modelo no debería ser necesario hacer ninguna presentación: además de haber sido el unicornio a cuyos lomos llegó el trágico final de la vida de Paul Walker, el antecesor del 918 Spyder fue todo un hito dentro de la Historia de Porsche. Su motor estaba colocado en posición central, tenía 10 cilindros en V y entregaba 612 CV, gracias a los cuales podía rodar a 330 km/h y alcanzar los 100 desde parado en 3,9 segundos. 

 

Porsche Carrera GT

 

El Porsche Carrera GT fue presentado en 2003 en el Salón de Ginebra -aquí las novedades de 2018- y dejó a todo el mundo impresionado al introducir mejoras que sobrepasaban prácticamente todos los límites de la técnica vistos hasta ese momento en un vehículo de producción. ¿Te parece una exageración? Una buena parte de sus componentes procedían directamente de la competición -como la suspensión, cuyo concepto procede del 911 GT1 que venció en las 24 Horas de Le Mans de 1998- y otros tantos eran tan innovadores que dejaron a sus rivales con la cara teñida de un tono rojizo durante meses. Como su embrague cerámico ultraligero. O su cambio de sistema Flexball. 

Quieres uno. Pero sólo se produjeron 1.270 unidades. ¿Sigues queriendo uno? Prepara 750.000 euros. ¿De verdad sigues queriendo uno? Envíame tu teléfono por correo electrónico. Quiero dar una vuelta cuando lo tengas. 

 

70 años de Porsche: y ahora... ¿qué? 

Porsche Mission E

Vale, sé que el futuro del automóvil pinta un poco raro gracias a la proliferación de los coches híbridos, los coches eléctricos y las distintas restricciones anticontaminación que parecen estar acelerando el proceso del cambio... pero no todo tiene que ser malo: gracias a la introducción de la energía eléctrica podremos disfrutar de prestaciones hasta ahora reservadas a los prototipos de competición más salvajes. Pudiendo entrar en la ciudad, además, a lomos de tu deportivo de casi 900 CV. Sí, te estoy hablando del 918.

¿Te parece demasiado? No sufras: ahora puedes disfrutar de un Panamera Turbo S E-Hybrid -prueba- con 680 CV y un 0-100 de 3,4 segundos y un consumo mixto de 2,9 litros cada 100 kilómetros. En una berlina. De 2.300 kg. Del Mission E no te diré nada. Pero todo parece apuntar a que el Tesla Model S 100D de mi prueba debería empezar a temblar. El pasado ha sido tuyo, Porsche. Te toca diseñar el camino del futuro. No la fastidies ahora.

 

¿Buscas coche nuevo? Aquí tienes todo el mercado

Lecturas recomendadas