Audi 90 quattro IMSA GTO

30 años atrás...

Imagen de perfil de Miguel Lorente
Actualizado
Audi 90 Quattro IMSA GTO, 6

Llevas varios días pensando que hay un nuevo prototipo de carreras que te recuerda mucho al Audi 90 quattro IMSA GTO... y no vas mal, el Audi E-Tron Vision Gran Turismo es la versión de un futuro no muy lejano de aquel monstruo de los circuitos que daba tanto miedo como potencia.

Del Audi 200 al Audi 90 quattro IMSA GTO

En la temporada de 1988 Audi se incribió como fabricante en los Estados Unidos en el campeonato Trans-Am, una especialidad destinada a los coches de tipo GT silueta (por fuera, muy parecido al mismo coche nuevo expuesto en un concesionario pero bajo el disfraz, un vehículo de carreras, sin ningún símil con el de producción) con un modelo 200 (la versión de lujo del Audi 100). Su dominio fue tal que ganó 8 de las 13 carreras, en parte, gracias a su motor germano de 2,1 litros y 510 CV, combinado con la tracción quattro, el diferencial Torsen y diferenciales antideslizamiento en ambos ejes, obligó a la organización a prohibir los motores que no fueran estadounidenses y la tracción integral. Una forma sutil de echarles de la disciplina.

Pero Audi no se quedó llorando por las esquinas, recogió sus bártulos y se fueron al campeonato rival. Aunque por concepto el IMSA se destinaba a deportivos de altas prestaciones de serie modificados para competir y, como por aquel entonces el modelo que mejor se adaptaba era el Audi 90, crearon uno de chasis tubular, un bloque de 2,2 litros turbo que superaba con creces al usado en Trans-Am ya que marcaba hasta 720 CV de potencia, tracción quattro, caja manual de seis velocidades y una carrocería construida con materiales ligeros con un concienzudo trabajo en su aerodinámica, hacían de este coche un verdadero monstruo de las carreras.

Audi quattro ahora es Audi Sport

El comienzo del campeonato de 1989, con 13 pruebas para la categoría GTO, se echaba encima al equipo de desarrollo del Audi 90 quattro IMSA GTO y tuvieron que perderse la cita inicial de las míticas 24 horas de Daytona. El debut fue en la prueba de Miami donde los problemas con la caja de cambio les relegaron al olvido de la parrilla, obligándoles a perderse la siguiente carrera en exigente Circuito de Sebring.

Rápidamente lo compensarían ya que, en la siguiente carrera en el circuito de Summit Point, el piloto de Audi America, Hans-Joachim Stuck, consiguió la victoria, después las de Mid-Ohio, Topeka, Sears Point, Watkins Glen, Lime Rock y Laguna Seca. Por cierto, para los 500 kilómetros de Watkins Glen participó un piloto llamado Walter Röhrl (¡EN PIE!) ¿te suena? Don Walter Röhrl, piloto oficial de Opel, Fiat, Lancia, Audi y, en las últimas décadas, Porsche, en artes tan variadas como los rallies, subida al Pikes Peak, circuito, incluidas las 24 horas de Le Mans y Nürburgring... aunque actualmente está más centrado en desarrollo e imagen de marca como puedes ver en el vídeo.

A pesar de los buenos resultados, los problemas al inicio de la campaña hicieron que finalmente el equipo lograra el segundo puesto como marcas y Stuck el tercero de pilotos y Audi decidió centrar sus esfuerzos en el campeonato doméstico, el DTM cerrando el box del Audi 90 quattro IMSA GTO.

Los Audi 100 y 90 son la base de las actuales berlinas de la marca, tienes la información de sus modelos en nuestra sección de fichas.

Lecturas recomendadas